Original vino color azul

El original vino azul con que cinco jóvenes españoles quieren revolucionar la industria.

Con tanta osadía como espíritu rebelde, han sacado a la luz un vino de color azul,intensamente azul, de un azul casi imposible, de un azul cobalto.

El brebaje en cuestión, bautizado como Gik, debe su inusual color a la mezcla de un pigmento llamado antocianina que se encuentra en la piel de la uva tinta con otro pigmento de origen natural llamado indigotina y en el año y medio que tiene de vida ya va por las 100.000 botellas vendidas.

Pero todo el escándalo y las encendidas polémicas que está generado este nuevo vino color añil desatan sonrisas de satisfacción en los cinco amigos vascos que lo han creado.

Porque lo que pretendía ese pequeño equipo compuesto por diseñadores y artistas era precisamente eso: romper barreras, sacudir el mercado, encontrar una idea original, dar con un producto absolutamente nuevo, diferente, revolucionario.

Llevaban tiempo rompiéndose el cerebro tratando de dar con esa quimera. Y un día, ¡eureka!, se les ocurrió hacer un vino azul.

“Nos pareció una idea perfecta, que reunía todos los ingredientes que buscábamos”, asegura Aritz López, de 22 años, uno de los padres de Gik.

Está hecho a base de una mezcla de uvas blancas y tinta, Gik también incluye sustancias que no se encuentran en la uva como la indigotina, el pigmento que le concede el color azul.

Y la estrategia parece que les funciona, especialmente entre personas de entre 24 y 35 años, sus mayores clientes.

En España una botella cuesta alrededor de 8 euros.

Gik también vende en Holanda, Reino Unido, Francia, Alemania.

“Queremos dar el salto a América Latina y a Estados Unidos y Canadá. Tenemos muchísimo interés en llegar allá. Nos costará más que Europa, pero llegaremos”, prometen.

Información/Foto: BBC Mundo