El gobernador de Veracruz anunció que presentará licencia para separarse del cargo de gobernador

El día de hoy durante el programa de “Despierta con Loret”, Javier Duarte, gobernador de Veracruz, anunció que presentará ante el Congreso licencia para separarse del cargo de gobernador.

“Mi solicitud de licencia a la gubernatura es una decisión personal que tomo para poder atender las denuncias que se me han impuesto. Hay una campaña en mi contra y ya será el Congreso quien determinará si es procedente mi solicitud”, dijo el mandatario.

Asimismo, aseguró que no va a huir de Veracruz tras pedir licencia al cargo, “si me quedo en Veracruz, es para dar la cara y enfrentar esta situación”. Además de aclarar las acusaciones en su contra, después de terminar su cargo como gobernador.

Por otro lado, aclaró que la deuda pública en el estado es de unos 40 mil millones de pesos pero que ésta no aumentó durante su gobierno y afirmó que estado de Veracruz no está en quiebra.

“No he tocado un solo peso del erario público y no tengo cuentas en el extranjero, no tengo cuentas en paraísos fiscales. Yo no me robé los 35 mil millones de pesos del erario, es imposible”, dijo.

“Veracruz tiene un problema estructural, tenemos un déficit presupuestal anterior a mi gobierno pero no tengo vinculación con ninguna de las empresas denominadas fantasma investigadas por el SAT”, manifestó el mandatario.

Admitió que aún le debe dinero a algunas empresas, pero asegura que ya liquidó la deuda con otras. “Soy un hombre que vive de su salario, no soy rico, no he heredado nada, lo que tengo es fruto de mi trabajo”.

Sobre la inseguridad, manifestó que no puede ocultarse que hay una pugna entre los cárteles de la delincuencia e indicó que fue quien solicitó al gobierno de la República que entrara la Marina en apoyo.

Luego advirtió que las denuncias en su contra proceden de una sola persona, Miguel Ángel Yunes Linares, a quien el gobernador tachó de una persona “deleznable, sinónimo de corrupción, ligado al desvío de recursos y pederastia. Estoy harto de tantas mentiras de Yunes en mi contra, de las acusaciones, de las infamias, de las mentiras, no tengo nada de que avergonzarme”.

Finalmente puntualizó que no hay nada en su contra, “no soy rico, no he heredado nada, soy huérfano desde los 12 años, no tengo miedo de terminar en la cárcel, tengo la conciencia tranquila”.

Información/Foto: El Sol de México