Taiwan prohibió el consumo de carne de perro y gato

Taiwan ha prohibido el consumo de carne de perro y gato, después de que el órgano legislativo de la isla aprobó el martes una histórica enmienda a sus leyes de protección animal.

Agencia Central de Noticias de la isla (CNA) dijo que la enmienda mostró la transición “de una sociedad en la que la carne de perro se consume regularmente” a una en que “muchas personas tratan a los perros y los gatos como miembros de sus familias”.

Ahora, quienes coman carne o comercien con carne de perro o de gato pueden recibir una multa de entre 1.640 y 8.200 dólares.

La enmienda también prohíbe “pasear” a la mascota con una correa tirada por un coche o motocicleta y eleva la pena por crueldad animal.

Taiwán ha duplicado el plazo máximo de prisión por crueldad animal a dos años y estableció una multa de hasta 65.500 dólares por cualquier acto que dañe deliberadamente a los animales y resulte en mutilaciones, insuficiencia orgánica o la muerte.

Los activistas en defensa de los animales presionaron a favor de la enmienda después de una serie de impactantes casos de maltrato animal.

El año pasado, un video que mostró a un grupo de personal militar golpeando a un perro, estrangulándolo y lanzando el cuerpo al mar provocó protestas públicas. El ministro de Defensa pidió disculpas públicas por el incidente.

La carne de perro se consume en muchas partes de Asia, incluyendo China, Filipinas, Corea e Indonesia, según la Humane Society International.

China es criticada por su festival anual de carne de perro en Yulin, en el sur de China, donde 10.000 perros son sacrificados y servidos como comida.

Sin embargo, también hay una creciente oposición en China al consumo de carne de perro. Una encuesta de AnimalsAsia en 2015 mostró que casi la mitad de las 3.221 personas encuestadas creía que su consumo debería ser ilegal.