No se expropiará ningún predio para construcción del Cablebús

El primer transporte aéreo de la Ciudad de México desplazará a 8 mil personas por hora y beneficiará a más de 326 mil personas.   

El primer teleférico que se construirá en la Ciudad de México beneficiará —en su primera etapa— a más de 325 mil personas que se desplazan de las zonas altas de alcaldías como Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Tlalpan y Magdalena Contreras.   

 En entrevista con el responsable del proyecto Cablebús, Pável Sosa, adelantó a Publimetro que no habrá ninguna expropiación de predio durante la construcción de este sistema de transporte público, el cual conectará a Indios Verdes con el barrio alto de Cuautepec.   

¿De qué trata el proyecto del Cablebús?  

—Es un proyecto insignia de la jefa de gobierno que impulsó desde la campaña pasada y que finalmente se está consolidando ya no la idea, sino es una realidad y el Cablebús y complementa los otros modos de transporte como es el Metro, el Sistema de Transporte Eléctrico.  

Uno de los diagnósticos que tenemos es que tenemos que integrar todos los sistemas de transporte definitivamente, para que funcionen correctamente.    

Las zonas que históricamente fueron relegadas y que son las partes altas de la Ciudad de México, son un polígono que tienen difícil acceso por las condiciones topográficas y con servicios con diferentes limitaciones, y el Cablebús viene a transportar de un punto alto a un punto bajo.  

Es un vía crucis esta zona, esta primera línea es una parte de las 4 que se van a construir, son cinco estaciones y que conecta con Cuautepec.  

Es en el caso de la línea 1 va enfocado a una población con ingresos bajos y muy bajos; es un segmento de la población que ha estado olvidada.   

¿Cuál será el alcance de esta primera etapa? 

—Estimamos de acuerdo a estudios que 25% de la población se beneficiará, es decir, estamos hablando de 326 mil personas, es el primer transporte de la ciudad por cable, y es un sistema de cinco estaciones, ese es el eje troncal para cuatro mil personas por cada sentido: 8 mil en ambos sentidos.   

La gente tarda entre una hora y 17 minutos de ida y vuelta; gasta maso menos 20 pesos, estamos hablando que le destina 8 horas a la semana.  

Uno de los primeros impactos que se estima es que este transporte sea de 50%, es decir 35 minutos.   

¿Cuándo entraría en operación?   

—Con la finalidad de transparentar todo el proceso de licitación el gobierno firmó un convenio y en este momento se está definiendo las bases de licitación para que con toda claridad se establezcan los criterios con toda igualdad.   

Para esto se tendría que decir para 2020 entraría en funcionamiento.  

¿Llega tarde este sistema de transporte?  

—La jefa de gobierno es especialista en movilidad, transporte y ella conoce entonces yo creo que no es fácil el proyecto de esta naturaleza, es un riesgo asociado y que además no debería ser aislado, un equipo de especialistas fuimos a Colombia y otras partes del mundo   

México tenemos una tradición de construcciones y que es sólido y que tenemos experiencia en la operación y que   

¿Los riesgos cuáles son?  

—Estamos en la parte de la implementación del proyecto, qué riesgo en la operación ahorita hemos avanzado todas las estaciones están sembradas sobre predios de la CDMX o de la alcaldía de Gustavo A. Madero, y vamos muy avanzados; estamos atendiendo una demanda de la población.   

Ya trabajamos sobre el derecho de vía y te puedo asegurar que no habrá ninguna expropiación, sobre los predios que pudieran tener afectaciones se va a pagar un precio justo, tendríamos problema en un porcentaje muy bajo; llevamos varios meses.   

En la parte de operación, todos los sistemas de teleférico dejan de funcionar cuando la velocidad del viento superar los 25 kilómetros por hora, cuando hay tormentas eléctricas, y si existe un sismo.   

 
Dato:   

  •  Se invertirán tres mil millones de pesos para la primera línea.   
  • Para 2020 se prevé que comience a funcionar la primera etapa.