Directora arma negocio con estancia infantil y encubre irregularidades

Adaptar una casa en guardería se ha convertido en un negocio redituable para sus propietarios.

En medio de la polémica que se desató por el recorte de recursos para estancias infantiles, directores de estos centros infantiles han incurrido en una serie de irregularidades en las últimas semanas.

De acuerdo con la Secretaría de Bienestar Social de la administración federal existen más de 50 casos que se han detectado con este tipo de prácticas solo en la ciudad de México, las cuales van desde elevar el precio de las colegiaturas sin justificación alguna hasta pedir el recurso completo de las becas que otorga el gobierno.

Así sucedió con la estancia infantil “Desarrollo en Educación Inicial”, ubicada en la calle Strauss, colonia Vallejo, en la alcaldía Gustavo A. Madero, donde la directora obligó a una decena de padres de familia pagar de forma completa el apoyo que entregó la Secretaría de Bienestar Social.

La ayuda económica comenzó a fluir a los familiares de forma bimestral desde el inicio de este año, la cual asciende a tres mil 200 pesos por cada infante inscrito en una estancia infantil; sin embargo, la titular del centro infantil, exigió el pago completo de la ayuda más la colegiatura.

Esto originó la molestia de los padres, a quienes además se les exigió cubrir las colegiaturas correspondientes, que también registraron un aumento a principios de 2019.

De acuerdo con versiones de las madres de familia, Alicia Peña Mendoza, directora de la guardería no pudo justificar el incremento de la cuota escolar ni mucho el por qué de la exigencia para hacerse de la ayuda económica que se les brindó a los padres de familia por la dependencia federal,

” A través de un socioeconómico que nos hicieron determinaron la ayuda bimestral, el cual fue de tres mil 200 que comprendía de los meses enero-febrero y, aun cuando la colegiatura era de mil 200 pesos mensuales, la directora exigió el pago a todos los padres de familia de los tres mil 200 más la colegiatura, es decir cuatro mil 400”, externó una madre de uno de los menores inscritos a la estancia infantil.

Negocio redondo

La subsecretaria de Bienestar reveló que 97 mil 180 niños inscritos en el padrón del programa de estancias infantiles no fueron localizados durante el último censo que se realizó.

La subsecretaria de la dependencia federal, Ariadna Montiel, detalló que tras la revisión de las listas no se pudo constatar que los menores asistían a estos centros infantiles, incluso no se pudo hallar los domicilios donde presuntamente vivían. Otras de las inconsistencias que encontraron fueron registros de calles que no correspondían con las colonias, esta situación se presentó en varios estados del país.

También hallaron registros de personas o de hijos en un municipio o estados con datos de otros estados.

Por si fuera poco, se detectaron niños que nunca existieron o que dejaron de asistir a las estancias.

En los registros también había estancias sin funcionamiento desde 2018. El gobierno federal informó que en diciembre el padrón fue de 313 mil madres y padres de un total de 329 mil niñas y niños; sin embargo, para el mes de enero 16 mil madres ya no tendrían acceso al programa, pues sus hijos son mayores de cuatro años.

En tanto, María Luisa Albores, secretaria de Bienestar, aseguró que ninguna de las estancias infantiles actuales será cerrada por el gobierno federal. Sin embargo, los recursos para este fin serán entregados de manera directa a los padres de familia.

El apoyo, dijo, es de  mil 600 pesos bimestrales, pero como en los tres primeros meses del año no se entregaron recursos, se hará un pago retroactivo y el padre, madre o tutor recibirá tres mil 200 pesos correspondientes a los meses de enero a abril.

Detalló que, en el caso de los niños con discapacidad, los tutores recibirán un apoyo de siete  mil 200 pesos por estos cuatro meses, luego que, debido a ajustes en el padrón, hubo un retraso en la entrega de recursos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que el censo general para los programas de Bienestar continúa y que quienes no hayan sido integrados, pueden buscar a personal de la Secretaría de Bienestar para que puedan tomarles sus datos.

Dan revés a recorte de presupuesto

La juez federal Blanca Lobo otorgó en esta semana un amparo colectivo a 13 estancias infantiles de la Ciudad de México, por lo que deberán recibir el mismo presupuesto que se les entregó el año pasado.

Ante ello, la fracción del PAN en el Congreso capitalino demandó a la Secretaría del Bienestar federal entregar los recursos que recibieron estas estancias en 2018. Pese a que el programa desapareció y fue sustituido por el Programa de Apoyo para el Bienestar de los hijos de madres trabajadoras, la juez ordenó que estas 13 estancias ubicadas en la capital del país, deberán recibir el mismo presupuesto que se les entregó el año pasado.

Por ello, exigieron a María Luisa Albores, secretaria de Bienestar federal, a que no ponga pretextos ni falsos argumentos para detener la entrega de ese dinero a las estancias infantiles amparadas.

El diputado panista Mauricio Tabe detalló que la juez federal ordenó que se entreguen los recursos a la estancia infantil o quejosa “sin importar que el convenio de concertación para continuar afiliado al programa, así como la autorización hayan dejado de tener vigencia, porque la quejosa cuenta con un derecho adquirido

“Todos los papás nos negamos a pagar el incremento de la colegiatura más la ayuda bimestral que otorgó la Secretaría de Bienestar, lo que nos costó que la directora les negara la entrada a nuestros hijos “, madre de familia.

 

Dato:

70 niños conformaba la plantilla de la estancia infantil de la alcaldía Gustavo A. Madero.