Tommy, el inicio de un legado

Por: Miguel Aguirre.

Quizá las nuevas generaciones tendrían poco conocimiento, pero antes del “boom” que ha generado Javier Hernández existió el iniciador de la historia de una familia netamente futbolera, ese fue Tomás Balcázar González.

Tomás nació en 1931, en el barrio de Mexicaltzingo en la Ciudad de Guadalajara Jalisco, proveniente de una familia muy humilde de escasos recursos, desde muy pequeño comenzó a demostrar grandes cosas como jugador de fútbol, de hecho, fue el único que logró destacar en un equipo profesional.

A los 17 años jugando comenzó en un equipo amateur, el club Nacional, también fue integrante de la Selección Jalisco antes de hacerse profesional; fue visto por varios equipos, pero quién decidió hablar con él y su equipo fue el presidente del Guadalajara, Federico González Obregón, lo llevó a las filas del cuadro rojiblanco con un contrato de 700 pesos.

Su debut se dio en la temporada 1947 – 1948, con la camiseta del “Rebaño Sagrado” anotó 48 goles en 119 partidos, fue parte del equipo que más frustraciones y sinsabores tuvo en aquella época para Chivas el equipo del “Ya Mérito”; a mediados de la década de los 50 el Guadalajara se convirtió en el ya mérito, por las grandes temporadas que brindaban pero en los últimos juegos el campeonato se les iba de las manos.

“Tommy” fue parte del primer campeonato del Guadalajara, en la temporada 1956 – 1957, aquel 3 de Enero lo marcó para siempre. Además anotó el gol 500 en la historia de Chivas.

Tuvo la posibilidad de emigrar al Zacatepec, en una Plática con Horacio Casarín quien le planteó la oferta para irse con los Cañeros, pero Chivas no lo soltó, argumento que él no tenía precio para salir del equipo.

No solo como jugador fue parte del cuadro Rojiblanco, Don Tomás fue formador en fuerzas básicas, además de ser auxiliar de Javier de la Torre; a finales de los 70 y principios de los 80 comenzó a formar a varios jugadores que a la postre serían figuras del rebaño, como lo fue Fernando Quirarte, Ricardo “Snoopy” Pérez y Demetrio Madero, los mismos jugadores cuentan que como entrenador Balcázar era muy estricto.

Cómo seleccionado nacional acudió a la copa del mundo de Suiza 1954, fue el segundo mexicano en anotar un gol con México en un mundial europeo, frente a Francia, marcó el empate a 2 que desafortunadamente terminó con derrota, esto es algo que lo hace único junto con su nieto Javier Hernández, ambos anotaron con frente a Francia en una copa del mundo.

Ese fue Tomás Balcázar, leyenda rojiblanca iniciador de un legado impoluto dentro del balompie mexicano, que perdurará siempre en la historia.

Cómo seleccionado nacional acudió a la copa del mundo de Suiza 1954, fue el segundo mexicano en anotar un gol con México en un mundial europeo, frente a Francia, marcó el empate a 2 que desafortunadamente terminó con derrota, esto es algo que lo hace único junto con su nieto Javier Hernández, ambos anotaron con frente a Francia en una copa del mundo.

Ese fue Tomás Balcázar, leyenda rojiblanca iniciador de un legado impoluto dentro del balompie mexicano, que perdurará siempre en la historia.