EL SALVADOR DE LOS IMPRESENTABLES

Serio, joven, orador vehemente, así describen diversas fuentes consultadas por esta editorial a Salvador Padilla, quien recientemente se expuso como uno de los representantes legales de empresarios y «seguramente políticos» mexicanos afectados por Andorra, en una cifra multimillonaria.

Defensor de casos de muy alto perfil o «salvador» de gente de muy baja posición económica, según las fuentes. Combinación atípica y hasta ilógica del perfil que muestra en sus entrevistas o en su actuar el personaje en cuestión.

¿Será que, la razón de dicha combinación atiende al perfil de los clientes que representa?, como lo son muy probablemente, personajes de la talla de Alfredo del Mazo, Carlos Salinas de Gortari, Mario Marin Torres, y diversos nombres que, aunque no se han confirmado, tendrían intereses en Andorra.

Sin embargo, Salvador menciona en sus entrevistas que, todos tienen animadversión por el principio de la presunción de inocencia, hasta que son imputados», claro, frase hecha para justificar las gracias de sus clientes.

Y es que, solo así podría explicarse el porque, ahora que se suscitó la detención del Gober Precioso», de acuerdo a fuentes anónimas del poder judicial, Kamel Nacif y Adolfo Karam, PODRIAN haber incorporado a Salvador, y a su equipo conformado entre otros, por Israel Silva, Eduardo Mauricio Hernández, León Zaga y Jaime Cohen a la defensa de los torturadores de Lydia Cacho.

No cabe duda que, el miedo no anda en burro, pues hablar de este personaje, es hablar de personajes como Juan Collado, Diego Fernández y demás fauna de abogados que, buscan salvar impresentables, a costa de su propia consciencia.