El Revolucionario del Guadalajara

Por: Miguel Aguirre

Innovador, polémico y revolucionario, así era Jorge Vergara, dueño del Club Deportivo Guadalajara.

En 2002 adquirió al equipo y desde su llegada como mandatario fue criticado por su pasado como productor de cine, además de ser fiel seguidor del Club Atlas, además de no tener idea del mundo del futbol, empresario Jalisciense dueño de una poderosa empresa piramidal en occidente, así era Jorge Vergara.

Un personaje que llevó a lo más alto a Chivas, enseñó como vender un producto como el fútbol de forma diferente, quien dejó las criticas a un lado por demostrar que dejaría huella dentro del futbol.

La polémica era algo que disfrutaba y manejaba a la perfección, cuando empezó a publicar los famosos desplegados donde hacia burla a los rivales, eso hizo que varios equipos aumentaran su rivalidad con Chivas, incluso, ver nacer nuevos piques como lo fue con Pumas.

Dentro de esa controversia fue querido y odiado por el núcleo del futbol, entrenadores de diferentes equipos no comulgaban con sus ideas ni con la forma de pensar sobre el balompié, directivos estaban inconformes con las decisiones y el poder que tenía.

Desde su llegada prometió construir un estadio propio al equipo, afirmando que el club mas grande de México merecía un estadio solo para ellos, no concebía el compartirlo con su rival de la ciudad; Y lo cumplió, les dio un estadio de primer nivel uno de los mas funcionales en el mundo, la promesa tardó 4 años en ser una realidad, pero lo logro, el antiguamente llamado Templo Mayor se convirtió en el mejor estadio de México.

Por su parte, también fue sumamente criticado por la cantidad de directores técnicos que contrato 26 en 15 años y algunos no salieron de la mejor forma, entrenadores nacionales e internacionales, leyendas del club y mundialistas.

Algo que siempre se le reconoció a Jorge fue seguir con la mística y filosofía de Chivas, el jugar con puros mexicanos, como el dijo, “mientras yo este jamás jugará en extranjero… sobre mi Chivas descenderá”.

En todos los sentidos Jorge Vergara fue un revolucionario, le quitaría toda la publicidad a la camiseta, dejando una soberbia y pulcra camiseta rojiblanca.

Por otro lado, con las fotografías oficiales hizo volar su creatividad e imaginación, fotos en mercados, en la construcción del estadio, en el circo, con el ejercito o sobre un avión, ese fue parteaguas para que otros clubes tomaran esta iniciativa.

Hizo y busco miles de formas para hacer que Chivas fuera uno de los mejores equipos en el mundo, tanto que recurrió a uno de los mejores ex jugadores de la historia como Johan Cruyff, pero no tuvo éxito.

Su ultima novedad revolucionaria dentro de la industria fue la creación de Chivas TV, dejó a un lado los contratos millonarios de televisión, para entrar al mundo de las plataformas digitales, para transmitir la intimidad y los partidos del equipo más popular.

Reabrió la puerta de los mexicanos a Europa, en su mayoría el paso de estos futbolistas fue exitoso, casos como el de Carlos Salcido, Francisco “Maza” Rodríguez, Carlos Vela y sobre todo Javier Hernández.

No solo buscó el mercado nacional para invertir dentro del futbol, su visión traspasó fronteras, adquirió al equipo más importante de Costa Rica, Saprissa el cual lo llevaría a un mundial de Clubes en 2005; Creó el equipo Chivas USA en Los Ángeles California, franquicia que fue vendida en 2016 a la MLS. También tuvo en mente hacer el mismo proyecto en Asia, específicamente en China, pero éste jamás se concretó.

El futbol mexicano perdió a un personaje que tuvo autoridad, visión, alguien que vio en el futbol algo mas que un negocio, creador de la mercadología del futbol, una ausencia que sin duda se hará sentir dentro de nuestro balompié nacional.

Jorge Vergara será recordado e histórico en el Guadalajara y la Liga MX, aquel que fuera productor y actor en una de las mejores películas mexicanas del nuevo Milenio como lo es “Y tu Mamá También”.

Un hombre que dejará una huella imborrable en el fútbol de México, con ideas muy adelantadas a su época.