En vías de que funcione la estrategia anticorrupción en las aduanas del país

El Gobierno Federal, a través de la Administración General de Aduanas, presentó el Programa Anticorrupción y Promoción de la Integridad para Aduanas de México, el cual está regido por la Organización Mundial de Aduanas (OMA), con el propósito de optimizar procesos sobre el comercio exterior, entrada y salida de personas en el territorio nacional, así como prevenir, investigar y sancionar actos ilícitos.

Sin embargo, continúan una serie de irregularidades a flote en el sistema aduanal, de las cuales, Lorena Urrea García, Administradora Central de Evaluaciones de Comercio Exterior, es señalada como responsable, ya que ha tomado como negocios personales las aduanas de Lázaro Cárdenas, Veracruz y la del aeropuerto de la CDMX.

Cabe destacar que estos tres son puntos neurálgicos del comercio, los dos primeros por su capacidad de recepción de precursores químicos como el fentanilo, sustancia utilizada en la fabricación de drogas sintéticas, mientras que en el tercero se tiene el control entradas y salidas del comercio hacia Sudamérica y Estados Unidos.

Ante esta situación, podrían considerarse actos de cohecho por parte de los Administradores, si se llegara a comprobar, Julián Manuel Otañez Calza de Lázaro Cárdenas; José Antonio Toledano Castell, de Veracruz y Rodolfo Torres Chávez, de la CDMX.

Tras la presentación de dicho programa, se espera que esta situación se investigue y se deslinden responsabilidades, pues en tres años consecutivos, las aduanas están permanentemente en un sistema de limpieza anticorrupción, con lo que han logrado hasta hoy la baja de 2 mil 711 funcionarios, mujeres y hombres que se han visto inmersos en actividades ilícitas.